jueves, 19 de mayo de 2011

Cuando uno no sabe expresar lo que siente en un momento determinado, cuando las palabras se zancadilllean unas a otras, cuando el corazón se estanca, hago mías las palabras ajenas. Porque a veces un "gracias", no vale. Porque a veces, todo, se queda corto.

"Ahora, años depués, te miro y tengo tantas cosas que decirte...
Pero callo. Tu mirada me deja sin palabras."

3 comentarios:

Kike dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Kike dijo...

Yo tengo una puntualización: MARICÓN

calma dijo...

Pues es difícil que tu te encuentres sin palabras, porque siempre tienes las más bonitas a la hora de escribir tus textos, o por lo menos a mi, así me lo parece, yo, que comento muy poco en general, aquí siempre tengo algo que decir, por lo que me transmites.
Te dejo un beso y gracias por el enlace, con tiempo me empaparé de esa música.