miércoles, 18 de agosto de 2010


Entre mi cama y tu amanecer

Mil kilómetros de sueños.

Debilidad insana que agrieta el tormento

Cadencia sonora, ruge el viento.

Cronista de fracasos maritales

Fracasado crónico con ideas terminales.

No lloro por desertar de tus brazos

Ni corto los lazos que me atan a ti.

Pero si en el constante aleteo

De tus besos, tus desplantes, tus devaneos

Acecha la irónica duda

De prender en llamas de deseo.

Sólo con una mirada me basta.

Corazón vendido. Se cierra la subasta

Y esta rosa pa' tu pelo.

1 comentario:

calma dijo...

Qué difícil cortar esos lazos...
Precioso, buen finde