domingo, 12 de octubre de 2008

Y como siempre tú no estás, y como siempre yo echándote de menos, y quizás mañana tampoco te vea, pero estoy convencido que en un espacio temporal finito volveré a verte con las mangas de tu jersey sobrepsando tus dedos y pegada una de ellas a tus labios, con tu bolso colgado en el hombro derecho, más caído de lo habitual , con la sonrisa inocente y la mirada perdida en las losetas porque eres consciente de que llegas tarde, aunque en realidad no nos hemos citado en ningún lugar ni a ninguna hora determinada pero ambos sabemos cual es el momento de vernos, el momento de compartirnos, el momento de amarnos.Y hasta que llegue ese momento yo pasaré las interminables horas de soledad pensando en ti y en nosotros, en nosotros y en ti, querré dedicarte cada frase de amor que leo y me imaginaré que las estrellas que observo son el reflejo de tu nocturna ausencia, porque la añorana no esta acotada, asi como la necesidad de tenerte antre mis brazos no tiene límite
Suena de fondo Leonard Cohen, y retorno a mis pensamientos infatigables, al tú y al nosotros, sé
que ha llegado el momento, sé que debo tomar Manhattan y después Berlín pero antes de cualquier acto revolucionario necesito verte y por qué no besarte y decirte que te quiero una y otra vez, hasta que tus oidos aborezcan esos fonemas, hasta que esas palabras sean arcaismos. Bajo las escaleras pronunciando tu nombre en cada escalón, salgo a la calle cantando una estrofa que no para de sonar en mi cabeza "a cobro revertido quisiera hablar contigo y así sintonizar" y me dirijo al lugar exacto, donde te veré descender la cuesta con tu jersey y tu bolso en el hombro derecho, según te veo venir a lo lejos pienso que si me fuera sin cruzar una palabra contigo sería suficiente porque te he visto, porque he sentido tu latir a 30 metros de distancia, pero teniéndote tan cerca es imposible alejarse de ti sin oir tu voz o rozar tus manos, asi que decido quedarme y notar como las horas se convierten en segundos, como cada día eres más guapa o como ,simplemente, sentir que contigo no necesito nada en absoluto, que contigo soy feliz.







2 comentarios:

Flanegan dijo...

Tío, porque se que no soy yo de quien hablas, porque no (suelo) llevar bolso jajaj que sino me casaba contigo jajaja

En serio, me parece precioso este texto.

singingmorning dijo...

Me encanta :) Es simplemente precioso