sábado, 31 de julio de 2010

Ahora que la vida a veces me da la espalda,
Ahora que si pierdo el rumbo es detrás de una falda,
Ahora que siete y siete son trece,
Ahora que al mirar atrás tan solo me escuece,
Cuando pierda la cabeza por los ojos de una gata,
Cuando se hunda mi fragata y yo no sepa nadar,
Cuando la lluvia no me mojaba y a ti solo te mojaba yo.
Ahora que gritamos y casi nadie escucha,
Ahora que el silencio lo dice casi todo.
¿Y AHORA QUÉ?

Gritando en silencio, Gritando en silencio

6 comentarios:

calma dijo...

Ahora a aprender otro idioma, el que hablamos muchos.
Me recuerda un poco a Sabina, tiene un aire... me gusta.

samsa dijo...

¿Tú crees que lo hablamos muchos? a veces pienso que no tantos.

calma dijo...

Tal vez tienes razón, mejor lo dejo en "algunos".
Bona nit

calma dijo...

Hacia mucho que no leía un blog desde su primer post, y quiero decirte que cada día voy leyendo más, y que me gusta mucho como escribes, sólo eso, que estoy disfrutando.

samsa dijo...

Múchisimas gracias, ante estás cosas las palabras siempre encuentran atasco y nunca llegan a decir lo que quiero

calma dijo...

No es necesario, con que sigas escribiendo, me conformo.
Un beso