miércoles, 21 de octubre de 2009


PROYECTO DE UN BESO

Te mataré mañana cuando la luna salga

y el primer somormujo me diga su palabra

te mataré mañana poco antes del alba

cuando estés en el lecho, perdida entre los sueños

y será como cópula o semen en los labios

como beso o abrazo, o como acción de gracias

te mataré mañana cuando la luna salga

y el primer somormujo me diga su palabra

y en el pico me traiga la orden de tu muerte

que será como beso o como acción de gracias

o como una oración porque el día no salga

te mataré mañana cuando la luna salga

y ladre el tercer perro en la hora novena

en el décimo árbol sin hojas ya ni savia

que nadie sabe ya por qué está en pie en la tierra

te mataré mañana cuando caiga la hoja

decimotercera al suelo de miseria

y serás tú una hoja o algún tordo pálido

que vuelve en el secreto remoto de la tarde

te mataré mañana, y pedirás perdón

por esa carne obscena, por ese sexo oscuro

que va a tener por falo el brillo de este hierro

que va a tener por beso el sepulcro, el olvido

te mataré mañana cuando la luna salga

y verás cómo eres de bella cuando muerta

toda llena de flores, y los brazos cruzados

y los labios cerrados como cuando rezabas

o cuando me implorabas otra vez la palabra

te mataré mañana cuando la luna salga,

y así desde aquel cielo que dicen las leyendas

pedirás ya mañana por mí y mi salvación

te mataré mañana cuando la luna salga

cuando veas a un ángel armado de una daga

desnudo y en silencio frente a tu cama pálida

te mataré mañana y verás que eyaculas

cuando pase aquel frío por entre tus dos piernas

te mataré mañana cuando la luna salga

te mataré mañana y amaré tu fantasma

y correré a tu tumba las noches en que ardan

de nuevo en ese falo tembloroso que tengo

los ensueños del sexo, los misterios del semen

y será así tu lápida para mí el primer lecho

para soñar con dioses, y árboles, y madres

para jugar también con los dados de noche

te mataré mañana cuando la luna salga

y el primer somormujo me diga su palabra.
Leopoldo María Panero, El último hombre (1983)

No hay comentarios: