domingo, 23 de agosto de 2009

Busqué versos en las ranuras de todas mis cremalleras porque no tenía nada que darte. Tu venías a cada cita vestida con tus mangas de los jerseys más largas que tus brazos, yo enloquecía solo con verte, tú deslumbrabas como Orión en invierno. Nos besábamos como si fuera el primero o el último, por si acaso no había otra oportunidad.
Todo eso resulta tan lejano, que por primera vez tengo miedo al fuimos, al estábamos. A mí me quedan pocas ganas de escribir, no sé si es por el cambio de tu mirada, o es que tu sonrisa ha disminuido, pero me encantaría que con el trabajo de los dos, pueda escribir los versos más tristes pero más hermosos cada noche.

3 comentarios:

Flanegan dijo...

Lucias como Orión en invierno... me ha encantado macho. Hacía mazo que no escribias por aqui, y yo que no me pasaba. A ver si recupero estas costumbres, que siempre esta bien aprender de tus escritos

SockToga dijo...

Samsa, te estas retrasando...

Seguimos en Standby.

Esperanza dijo...

me encanta