domingo, 12 de abril de 2009

Esta mañana Espejo me ha pedido explicaciones, me ha reprochado que ya no soy el mismo que hace un tiempo, que mis miedos se han ido refugiando en los kilos que me sobran, que ya no soy el niño que buscaba su personalidad en su reflejo, y que por tanto hemos perdido el contacto.
Y no le falta razón, es cierto que hace mucho tiempo que nuestra relación se redujo a un Buenos dias y a los típicos Joder vaya pelos pero como bien le he dicho cada día su sinceridad me hace más daño y es que a veces la realidad es demasiado ponzoñosa como para afrontarla. Y es que como decía Baudelaire, busco se sublime contínuamente, pero en realidad ,contínuamente la mediocridad es lo que llevo junto al B3 a modo de credencial, y eso es lo que me hace ver Espejo y para oir eso pues prefiero que se meta las palabras por el mismísimo ojete.

4 comentarios:

Flanegan dijo...

Si has llegado al punto en el que Espejo te la repampimfla, deberías mas bien sentirte orgulloso, yo al menos lo estaría

SockToga dijo...

Amen Guiller

(Te Juzgarán Solo Por Como Eres... Los Masfeos No) jajaja

Garrós dijo...

me gusta :)

tengo que pasar por aquí más a menudo

calma dijo...

Bien hecho...