viernes, 16 de enero de 2009


Contínuamente respiro ,
hace 6 segundos que bostecé,
un minuto hace que miré el reloj,
20 minutos han pasado desde que llegué a casa,
hace una hora me diste el último beso,
hora y media desde las jodidas derivadas .

Contabilizo y organizo mis acciones,
distribuyo temperolmente la rutina,
rememoro puntualmente actos a resaltar,
escribo versos insustanciales
entre operaciones aritméticas
que sólo me conducen a la crispación.

Que si Newton por aquí,
que si Givens por allá.

Por favor, ya que vas al baño
lléname la botella de agua,
busca algún libro
para entender el punto fijo,
y ya de paso,
busca algunas horas en tu bolsillo,
creo que las metí ahí anoche
porque ahora no aparecen por ningún sitio.

Si al bajar las escaleras,
te encuentras a Newton,
dale la enohorabuena de mi parte,
ha conseguido hacer indescriptible su método
jodido avaricioso,
así va este puto mundo.

Oye, oye, antes de irte
hazme un último favor.
Dame un beso en cada mejilla,
así por el teorema de la bisección
encontrarás en la primera iterada,
la raiz de la función,
la función que va de tus labios
a mis labios,
de tus sueños a mis sueños,
de tu vida a mi vida,
de tu tú a mi yo.

Corolario del estudio matemático.

3 comentarios:

singingmorning dijo...

Jo! César eres un hombre del renacimiento. No sólo estudias matemáticas, sino que encima escribes bien.
Jodido avaricioso!!
Luego dices de Newton ¬¬

PD: he dejado química.

besos

Flanegan dijo...

Ya ya, empezamos con una función que va a los labios y acabamos en una inyectiva, acabando haciendo un isomorfismo y todo. Estos matemáticos solo pensáis en una cosa jajajajajja Pero bueno, yo seguiré mientras con mis automorfismos, que no hay mejor aplicación que la que se hace una estructura consigo misma jajajajaj

tayler durden dijo...

precioso.
y gracias por el post de la semana pasada. como me dijo guille la otra noche, tendríamos que conocernos en alguna.